28 feb. 2015

Las curvas de su falda.

Las noches preciosa se harán más largas si no es a mi lado, podrás tenerlo todo, incluso esa estabilidad que nadie quiere pero que todos buscan. Mujercita otras manos también te harán temblar como las mías y mis labios no serán los únicos capaces de robarte suspiros. Yo nunca he medido mis acciones, es más los límites son infinitos cuando trato con ellos. 
Tras mis besos, y mi tacto no volverás a sentir lo mismo, yo recordaré como moldeé tu inocencia y la transforme en experiencia.
Estabas condenada a conocerme, a recordarme, a amarme. 
Supongo que habrás crecido, no creo que sigas buscando aquello que no se te pierde. 
Tu falda en la medida perfecta, tus manos delicadas, tu mirada curiosa, 
confesaré que a las puertas de tu infierno fui feliz, y cuantas noches en vela he dedicado a imaginarnos allí de nuevo. 
Soy un hombre con camino, alguien capaz de observar y admirar, así que se de que hablo cuando digo que tu sonrisa es de esas que enamoran, que tu mente es compleja e interesante y que tú, pequeña eres el pecado más delicioso que jamás he cometido.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores

Visitas.

LO MÁS LEÍDO.