11 oct. 2014

Un pintor sin musa.

Entra despacio, no te apresures, que en este lugar el olor a pintura mojada esta presente en cada rincón.
Hay cuadros tirados en el suelo y otros muchos mal colgados en las paredes.
Por aquella ventana de ahí puedes observar los mas bellos atardeceres que París te puede ofrecer, de esos que más de mil amantes han venido buscando y que no todos han podido encontrar. 
No te preocupes que aquí los cuadros no son limpio, están manchados y algunos tienen cicatrices, puedes pisarlos, que no te importe; que mis cuadros son mi vida y muchos tacones como los tuyos han pasado por encima de ella. 
No tengo mil secretos para compartir contigo, ni cien noches por regalarte, a mi los besos me comenzaron a saber a tramite, y las palabras me resultan a veces insoportables.
Se me hace irresistible la idea de pintar tus caricias.
Me has entrado por los ojos corazón, con ese vestido largo y con esos labios color sangre. 

Ten cuidado con la ceniza de los cigarrillos, que no toquen mi arte.
Es curioso como observas todo... 
Como si quisieras robarme, como si pudieras quitarme los pocos colores que quedan en este taller ya tan monocromático. 

Así que hazme un favor mujer, se que has venido a quitarmelo todo, asi que dejame que yo te quite algo aunque solo sea la ropa.




              

6 comentarios:

  1. Qué bien leerte de buena mañana acompañada de un buen café...
    Ha sido una gran sorpresa encontrar tu entrada entre las últimas, tenía ganas de leer algún texto tuyo :)
    Me ha encantado, sobre todo cuando dices: "puedes pisarlos, que no te importe; que mis cuadros son mi vida y muchos tacones como los tuyos han pasado por encima de ella. " Cuánta razón tiene esa frase... Hay gente que entra por tu vida, intentando hacerte daño, pero hay tantas cicatrices ya, que es imposible que se noten las nuevas. Hay personas capaces de arrebatar todo, incluso la respiración, son ladrones de almas, y al final... al final el único destrozado es él, ella se va tan altiva como llegó.
    ¡Un beso muy muy muuuuy grande Daniela! <3

    ResponderEliminar
  2. me encanto! tus entradas son siempre geniales y muy lindas, tienes una forma de escribir que me cuesta reconocer admirable, sigue asi que vas a llegar lejoz, al menos a mi me llego al centro. besos!

    ResponderEliminar
  3. Fascinante la forma con la que has llevado el relato, destila desencanto y melancolía, pero tus frases consiguen sacar la esperanza del final.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Me gusta mucho tu manera de relatar escenas,que son como fotos,pero que a la vez,están llenas de vida!

    ResponderEliminar
  5. Que linda entrada, se me hace triste pero a la vez tierna, me encantan este tipo de entradas, yo diría que son como relatos que podrían ser historia. Que entrada mas genial.
    Un beso enorme ♥

    ResponderEliminar
  6. "Se me hace irresistible la idea de pintar tus cicatrices" Me encantó *-* Me has transportado al taller de cualquier bohemio Parisino que se precie. Creo que me he enamorado del texto, o simplemente de tu forma de escribir.
    Gracias por llevarnos hasta allí, a lugares distintos en cada uno de tus textos.

    ResponderEliminar

Seguidores

Visitas.

LO MÁS LEÍDO.