14 dic. 2013

Usted.

Bienvenida a los bailes de salón junto a desconocidos en busca de experiencias frenéticas e inigualables, ha pasado mucho tiempo desde la última vez que la vi en este lugar, tal vez el amante de ocasión le falló, o puede que fuese usted quien fallará esta vez. La conozco bien mujer, yo a la he tenido entre mis brazos y reconozco esa chispa en su mirada, aquella que yo mismo con cierta premeditación supe apagar poco a poco. Amiga, esta noche se ve tan bien, con esa falda negra que marca sus caderas de forma tan sensual.
Sé que no busca un amante a largo plazo,ha vuelto para vivir alguna historia increíble que jamás contará.
Mire su sonrisa, como desprende misterio, dulzura,y un cierto deje de amargura; todos los ojos se encuentran puestos en usted, pero como buena mujer hace caso omiso y se pasea de un lado a otro con la delicadeza de un felino.
Me mira de manera sarcástica, pareciera que me odia... Pareciera que no soporta mi presencia, que es incapaz de controlarse y que muere de ganas por acercarse... Lo noto por que no me quita los ojos de encima.

¿Cuántas noches habrá pasado pensando en mi?

 Me pregunto si cuando era incapaz de conciliar el sueño se acordaba de mi, y cogía su teléfono con la intención de llamarme tal vez, pero nunca lo hacía, aunque nunca lo sabré, tengo la sospecha de que alguna vez eso ocurrió. Disculpe la soberbia de este joven. A veces yo pienso en usted, suele ser cuando las cosas van mal, cuando ella se enfada, cuando nos gritamos y termino preguntándome qué es lo que hago a su lado... En ese momento su recuerdo aparece, como queriendo saludarme. 


Supongo que jamás me comprenderá.

Pero hoy, ahora mismo, yo no soy el centro de atención, sino usted,creo por la manera en la que sonríe y por como lo mira a él que se está olvidando de mi, si es que no lo ha hecho ya.







5 comentarios:

  1. Usted, me ha encantado.

    Seguro que ella se ha fijado en él, pero con esa intuición que caracteriza a las mujeres, ha comprendido que con él tampoco sería feliz. Pues él ya tiene sus propias batallas que lidiar.

    Un besito

    ResponderEliminar
  2. totalmente de acuerdo con Elendilae! Buen texto!

    ResponderEliminar
  3. Hay cosas que no podemos evitar, y aunque nosotros sigamos creyendo que la otra persona aún se acuerda de nosotros, hay ocasiones en que eso no ocurre de ese modo. Parece que la otra persona olvida más fácilmente, o tal vez sólo son apariencias y se muere por estar a su lado, pero sabe que no debe hacerlo.
    Me ha encantado :)
    ¡Un beso muy muy muuy grande, Daniela! <3

    ResponderEliminar
  4. Me gusta, me recuerda a las cartas que escribo y nunca entrego. Este texto se me antoja como el final de una hermosa historia, quizás podrías hacer una continuación, no se, a mi personalmente me surgen muchas ideas en base a este texto. Me encanto muchoooo. Besos ♥

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado ese final, me quedo con usted.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Seguidores

Visitas.

LO MÁS LEÍDO.