14 nov. 2013

Alma gemela.

Demostraba cierto odio y desprecio hacia los textos sentimentalistas de carácter personal, lo mostraba de manera ácida, con desdén, y con gran dosis de sarcasmo hiriente. En su opinión era una perdida de tiempo escribir sobre los llantos propios buscando el apoyo de algún lector identificado con tres lineas, que poco buscaban ser comprendidas, si no consoladas.
 Mordaz en sus críticas, se resaltaban en sus palabras el resentimiento producido tal vez por el texto que jamás fue dedicado a él y del que otro gozó abiertamente ante sus ojos. 
Su cinismo manchado por gotas de crueldad y burla buscaba ridiculizar hasta la carta de amor más ilustre que nadie escribiese, se cree que por el simple placer de humillar.
Personajes conocidos contemporáneos a este caballero tan poco querido por el círculo de escritores individualistas e intimistas, simplemente lo ignoraban intentando no darle juego a aquel tipo tan infame. 
Mientras otros lo retaban, lo buscaban... De entre este segundo grupo menos numeroso destacaba una joven pintora capaz de retratar su alma, así afirmó él en varias ocasiones.
Una mujer bohemia y dulce, reflejaba en sus cuadros lo que con palabras era para ella tan complicado expresar, desde el sentimiento más sobre cogedor, hasta el tacto de una caricia gentil,  usando todos los tonos, colores y texturas posibles.
Pero lo que poca gente sabe, es que ella nunca lo llegó a conocer, no pedía su atención, y mucho menos la buscó; aquella pintora capaz de retratar el alma de otro, lo único que hacia era retratar la suya propia.

                             

6 comentarios:

  1. Es increíble cómo podemos llegar a sentirnos identificados en las obras de otras personas...
    ¡Un beso muy muy muuy grande, Daniela! <3

    ResponderEliminar
  2. Gracias a personas que sepan ver el alma de otra en lo que plasma en un par de líneas es lo que me ayuda a seguir creyendo en la humanidad. Y al resto que le den. Un abrazo :)

    http://elchicodelmetro.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. Cuando nos reflejamos en otras personas decimos que hemos encontrado nuestra alma gemela. La encontraré algún día. Perfecta la forma y el ritmo de cómo has llevado la historia, Daniela.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Dios, qué graaaaaaaaaaaande.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Me gusta mucho mucho este texto, puede que tenga razón, que sea algo "ridículo" escribir sobre los sentimientos propios, pero muchas veces no es para ser consolados sino para desahogarse y ya.
    Me gusto mucho esta entrada, besos ♥

    ResponderEliminar
  6. No creo que esté mal escribir sobre los propios sentimientos, es una forma de desahogarse como cantar, bailar o en este caso, pintar. :)

    ResponderEliminar

Seguidores

Visitas.

LO MÁS LEÍDO.